Quiénes somos...

Mi foto
Capital Federal, Argentina
Somos la agrupación estudiantil independiente en lucha del IUNA tan Dramáticas. Somos artistas. Artistas que creemos en la responsabilidad que implican vivir en sociedad y por eso nos juntamos a debatir y a tomar conciencia de nuestro rol político. Artistas que cremos que el arte es un tranformador social de alto calibre. Artistas que creemos que la realidad demanda un cambio de raíz, muy profundo y difícil, pero no por ello imposible. Artistas que creemos que podemos forzar ese cambio revolucionando las convenciones estéticas al servicio de la necesidad social; poniendo en escena las contradicciones en consonancia con la realidad que reclama dignidad para todos los humanos. Productores de arte desposeídos de sus medios de producción que salen a hacer arte a la calle. Artistas que creen que el arte tiene que salir a la calle. Que se muestran críticos al discurso estético hegemónico. Que repudian la monopolización del arte y entienden que el arte jamás podrá ser expresión libre del hombre en tanto el poder económico regule la producción cultural.

sábado, 21 de abril de 2012

Jornada Cultural Roberto Jorge Santoro






Este domingo 22 de abril, a 73 años de su nacimiento, homenajeamos al poeta revolucionario desaparecido en 1977 en manos del terrorismo de Estado en una jornada que pretende recuperar su obra y su herencia.

PROYECCIONES - MURALISMO COLECTIVO - MATERIAL LITERARIO ORIGINAL - OLLA POP
ULAR

¡¡TE ESPERAMOS!!

Convocan:
Agrupación Estudiantil Roberto Santoro (EMBA, Quilmes)
Agrupación Estudiantil Independiente en Lucha R. J. Santoro (IUNA tan Dramáticas) 

-------------------------------------------------------------------------------

El porque de la necesidad de no olvidar a Roberto Jorge Santoro.

"Roberto Santoro: Sangre grupo A, factor RH negativo, 34 años, una hija, 12 hs diarias a la búsqueda absurda, castrador, inhumana, del sueldo que no alcanza. Dos empleos. Vivo en una pieza. Hijo de obreros, tengo conciencia de clase. Rechazo ser travesti del sistema, esa podrida máquina social que hace que un hombre deje de ser un hombre, obligándolo a tener un despertador en el culo, un infarto en el cuore, una boleta de prode en la cabeza y un candado en la boca"

Así se describía Roberto Santoro en 1969 ocho años antes de ser secuestrado. Así se sentía este trabajador de la cultura que durante su corta pero intensa vida (que recorrió el Cordobazo- Vivorazo, etc.) nunca olvido que si su poesía no servia para cambia la sociedad no servia para nada.
Partiendo de esta declaración es que vivió y produjo las más hermosas y comprometidas poesías, e integrándose orgánicamente al Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) logro canalizar su trabajo cultural en un proyecto político que luchaba por una transformación radical de la sociedad.
Sin estancarse en un género, su obra literaria recorre el surrealismo, la literatura social, el costumbrismo y hasta al existencialismo, pero ante todo dio una vital importancia al grupo Barrilete con el cual llego a trascender las formas típicas de una revista dándole un lugar importante al tango, la poesía y la denuncia para con la situación actual del país (el informe sobre Trelew es prueba de ello). Su literatura es pueblo, y torna inútil el intento de analizar dónde empieza su arte y dónde su militancia, porque en su obra no existe tal separación. Sus palabras mantienen en jaque constantemente al sentido común, se burla de él, y en cada párrafo uno logra ver algún gesto de ese futuro que hoy, entre muchos, estamos construyendo.
Hoy 34 años después de su desaparición nos preguntamos ¿Por qué Santoro está olvidado por la cultura popular? ¿Por qué su poesía no recorre las librerías de la Buenos Aires que el tanto amaba? Pero si hasta Haroldo Conti, Raymundo Gleyzer y otros vuelven a nacer en los pasillos por los que pasea la juventud! ¿Será que nos lo borraron? ¿Que nos lo quisieron hacer olvidar?
De una cosa estamos seguros y es que no lo han logrado. Hoy vuelve a nacer en nuestras ideas y acciones. Santoro esta presente, porque él era lucha, militancia, y al no concebir el arte fuera de esta esfera, es que sentimos la necesidad de retomarlo y homenajearlo.
Santoro tenia la conciencia armada para no usar solamente la lengua y es así como nosotros hoy queremos recordarlo, como aquel el poeta comprometido que defendió sus ideas hasta con el cuerpo, como ese día de 1976 cuando Roberto Patiño (miembro del grupo Barrilete) le dijo: “Toto.. Nos van a matar, ya mataron a Haroldo Conti a Oscar Barros, a poetas (…) no hay defensa ¿con que le vas a tirar cuando vengan, con un libro?” Santoro le respondió: “Mi lugar de lucha esta acá”

No hay comentarios:

Publicar un comentario